Cambridge Analytica cierra sus oficinas tras el escándalo de Facebook



Cambridge Analytica anuncia su cierre tras el escándalo de filtración de datos personales de Facebook.

Cambridge_Analytica
Créditos: g-able

Tras el escándalo de gran alcance sobre los datos de los usuarios de Facebook, Cambridge Analytica anunció el “cese de sus operaciones”.

La firma señaló en un comunicado que ha sido “vilipendiada por actividades que no solo son legales, sino también ampliamente aceptadas como un componente estándar de la publicidad en línea, tanto en al área política como en la comercial”.

Tanto Cambridge Analytica como su matriz, SCL Elections, han iniciado los procedimientos para declararse insolventes en el Reino Unido, según informa su nota, y la consultora prevé asimismo comenzar un proceso legal similar en Estados Unidos.

Te puede interesar: Atari lanzará pre-pedidos para su consola VCS a fin de mes

El escándalo

El gigante de las redes sociales Facebook comenzó a tambaleara mediados de marzo tras el destape de la filtración de datos personales de 50 millones de usuarios que fueron utilizados con fines políticos y comerciales por la consultora Cambridge Analytica.

Además de la violación a la privacidad, que ha puesto en cuestionamiento el modelo de negocios de todas las redes sociales, las autoridades investigan también las campañas “sucias” de la consultora en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y el referéndum en el Reino Unido para decidir si el país permanecía en la Unión Europea, ambas en 2016.

Esta consultora británica dedicada al análisis de datos y la comunicación utilizó sin permiso los datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook para crear un sistema que les permitió alcanzar a votantes estadounidenses específicos con publicidades políticas -incluidas noticias falsas- basadas en su personalidad, según reveló el ex empleado Christopher Wylie.


Para lograrlo utilizaron los servicios del académico moldavo Aleksander Kogan, que desarrolló una aplicación llamada This is your digital life que consistía de un cuestionario enviado a 200.000 personas. Luego de que fuera compartido llegaron a las 50 millones de personas.

Quienes respondían no sabían que las sencillas preguntas apuntaban a crear perfiles psicológicos que después se usarían para la campaña en la que ganó el candidato Donald Trump y para la del Brexit, cuyos promotores en ambos casos contrataron a Cambridge Analytica.

La red social, la más grande del mundo en cantidad de usuarios, había recibido advertencias al menos desde 2015 sobre su política de seguridad deficiente, por la cual desarrolladores externos podían lograr fácilmente el acceso a una enorme cantidad de información personal sin que los usuarios lo consientan. Pero la compañía de Mark Zuckberger apenas suspendió a la consultora en marzo, luego de que estallara el escándalo.

Referencia: infobae 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *