Nintendo enseña a los jóvenes a diseñar sus propios accesorios



La firma de videojuegos presentó el programa Nintendo Labo, con el que capacitará a los usuarios con kits de desarrollo y talleres para que inventen accesorios personalizados para la consola Swtich.

nintendo
Créditos: .electronic

La compañía nipona de videojuegos Nintendo, presentó el programa de capacitación y entrenamiento tecnológico Nintendo Labo dirigido a niños y jóvenes que desean aprender a diseñar sus propios accesorios para su consola de videojuegos Nintendo Switch.

Se trata de una seductora propuesta por parte de la firma para capturar el interés de los gamers no solo con entretenidos gráficos, también con una serie de kits de diseño y desarrollo de dispositivos periféricos a base de cartón, mismos que el usuario puede configurar para disfrutarlos.

Representantes de Nintendo llevaron a cabo las primeras sesiones de este taller en España, donde diversos participantes acompañados de sus familiares se dieron cita acudieron a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial (Etsidi) de la Universidad Politécnica de Madrid, donde los usuarios comprobaron que el entretenimiento no solo radica en sumar puntos, subir de nivel o ganar en combates, también explotando su ingenio.

Te puede interesar: Emoji Sliders, la nueva y novedosa función de Instagram

En el reporte de prensa generado por Nintendo de España, se informa que los kits incluyen planchas de cartón troquelado y una tarjeta con juegos especiales para descargar en la consola a fin de que funcionen con las herramientas pre configuradas de los diferentes instrumentos que los usuarios diseñen.

“Nintendo Labo es un perfecto ejemplo de ingeniería y diseño industrial, porque demuestra cómo llevar a la realidad la aplicación práctica del conocimiento a través de competencias adquiridas en el ámbito de la creatividad y la tecnología. Cuando conoces el porqué de las cosas, adquieres confianza a la hora de inventar nuevas funciones, utilizaciones mecánicas o usos de esas cosas. Así, a la hora de jugar, Nintendo Labo permite a los niños desarrollarse con actividades que siguen con gran aproximación el discurso lógico de un proyecto de ingeniería: proyecto, ejecución, puesta en servicio. Les convierte en pequeños inventores”, comentó Francisco Santos, subdirector académico de la Universidad Politécnica de Madrid.

La experiencia que vivieron los asistentes estuvo acompañada de la habilidad natural de cada uno de ellos para realizar los montajes más llamativos, mismos que fueron calificados por un Comité de Evaluación de la propia compañía bajo el certamen llamado Toy-Con.

Con los kits, la tecnología de Nintendo Switch y sus mandos Joy-Con se crean maravillosos accesorios gracias a los diversos componentes que incluyen los paquetes como un giroscopio, el cual suministra lo necesario para que el instrumento vibre en diferentes frecuencias. Un acelerómetro, una cámara de infrarrojos y cableado necesario para la conectividad.

“Aquí es donde se ve claramente cómo se pone la máquina al servicio del niño. Nintendo Labo fusiona el juguete analógico (unas simples planchas de cartón) con la tecnología avanzada (la que hace falta para incorporar cámaras, sensores y programación) y propone planteamientos funcionales muy sencillos. El resultado es que los usuarios tienen la sensación de controlar como está resuelto el juguete. Y todo ello con el cartón como material de construcción. Un material muy accesible, muy humano”, puntualizó Francisco Santos.



En el concurso, los participantes tuvieron que armar un Antenauta, una especie de cochecito robótico teledirigido y controlado con la pantalla táctil del Nintendo Switch. Los jovencitos –como se muestra en las imágenes- no tuvieron la necesidad de utilizar tijeras ni adhesivos, pues las piezas ya poseen pliegues especiales con los cuales pueden experimentar para embonar o montar.

Por su parte, la cámara térmica y el sensor de infrarrojo del Toy-Con ayudan a que el Antenauta se mueva de forma autónoma siguiendo fuentes que irradien calor, y también permiten notificar al usuario cada vez que su dispositivo sea derrotado por el enemigo.

La programación de la interface y los diferentes periféricos del Nintendo Labo es mediante diagramas de entradas y salidas (I/O) táctiles sobre la pantalla, y de acuerdo a los representantes de la compañía, en las siguientes versiones se contarán con mayores recursos de integración para que los jóvenes puedan robustecer los pequeños robots de cartón y electrónica.

Referencia: electronicosonline


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *